South es un empleador que aplica el principio de igualdad de oportunidades. Todos los candidatos cualificados serán considerados para empleo independientemente de su raza, color, sexo, orientación sexual, identidad o expresión de género, nacionalidad, religión, edad, discapacidad, estado civil, condición de veterano, información genética y cualquier otra condición protegida por la ley.

Con la fuerza de nuestros empleados lograremos el éxito con los clientes y la excelencia operativa para alcanzar nuestro objetivo de convertir a South en una de las mejores compañías del mundo.